Digitalizarse, un desafío que afronta el negocio del turismo

Un estudio de la Fundación Orange realizado en España, aunque de interés para el sector turístico a nivel global, señaló que la digitalización es el principal reto que afronta este negocio. A la hora de emprender este proceso hay algunos datos que resultan elocuentes: si bien 9 de cada 10 empresarios del segmento reconocen la valía de emprender estas estrategias de digitalización, sólo una cuarta parte de los directivos de empresas turísticas las está poniendo en marcha.

¿Cuáles son los pasos para la transformación digital al interior del negocio del turismo? De acuerdo a responsables de la mencionada fundación, la sociedad de la información ha traído cambios que son continuos y que sin dudas impactan en la economía del sector, obligando a replantearse muchos aspectos. Desde la digitalización de los documentos que se gestionan (es posible conocer más detalles sobre este beneficioso proceso haciendo clic aquí), pasando por la relevancia de herramientas digitales móviles, hasta la computación en la nuble. En lo que sigue examinaremos con mayor detalle cada una de estas estrategias que avanzan hacia la digitalización, un gran desafío también para el negocio del turismo.

– El negocio del turismo debe ser un negocio móvil: De acuerdo a conclusiones de la Fundación Orange, el 90 por ciento de los encuestados (voces relevantes del sector en España) señala que los dispositivos móviles son la llave de la digitalización. No se trata más que del desarrollo de nuevas plataformas, aplicaciones y servicios asociados a los smartphones, tablets, y otros dispositivos portátiles. El desafío está en la propuesta: ofrecer desarrollos que sean efectivos, útiles y también atractivos para los clientes.

– Digitalizar documentos también es cardinal: Las empresas del sector (agencias, aquellos que venden sólo pasajes, hoteles, etcétera) no dejan de ser empresas. En este sentido, están bajo el mismo paraguas que cobija a otros negocios y, así, el sector también se ve beneficiado por digitalizar documentos. Según cuentan desde el especialista Argontech (argontech), el paso a digital, aquello que se conoce como “oficina sin papel”, supone muchos beneficios, entre ellos financieros, una mayor productividad, y mejores niveles de colaboración entre diversas áreas de negocio.

– Estar en la nube: El uso de plataformas tech basadas en lo que se conoce como “cloud computing” o “computación en la nube” facilita, según Orange, la gestión de negocios estacionales, la puesta en marcha de estrategias de internacionalización, y también  la posibilidad de gestionar con mayor eficiencia las organizaciones del sector que disponen de sedes dispersas alrededor del mundo o bien en un mismo país.

Repasados estos conceptos de digitalización que, como hemos visto, son clave para el sector del turismo en los años que siguen, hay que mencionar también otras variables como una consciente participación en redes sociales, y el aprovechamiento del Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), desarrollando aplicaciones que sean especialmente útiles para acercar a los viajeros y turistas a las empresas del sector.

Más detalles sobre la transformación digital al  interior del negocio del turismo pueden ser consultados en este completísimo informe (en formato PDF). Esperamos que sea de utilidad para nuestros lectores.

El negocio del turismo: ¿Qué es un seguro de caución para agencias de viaje?

¿Sabía usted que las agencias de turismo deben atenerse a determinadas normas para su desempeño? Para operar, las agencias del sector tanto en San Luis como en cualquier rincón de nuestro país deben contratar un seguro de caución específico para este ámbito. Tal como explican desde la Organización Profesional de Cauciones (OPC), referencia en este terreno, se trata de un requerimiento por parte del Ministerio de Turismo de la Nación.

Dicho esto, hay que considerar que este tipo de póliza se exige tanto a agencias de viaje, agencias de turismo como a las empresas que se dedican a la venta de pasajes. Es importante saber que existen numerosos tipos de seguros de caución, que en términos generales es un contrato que entrega una compañía aseguradora y que sirve para cubrir pérdidas que pudieran producirse por el incumplimiento de obligaciones del tomador de dicho seguro, frente al asegurado. En el caso del sector del turismo, como hemos visto, se trata de una herramienta imprescindible para el normal desempeño, bajo las normas impuestas por el Estado.

Según confirmamos en este enlace en el sitio web del antes mencionado especialista en cauciones (https://segurosdecauciones.com.ar/seguro-agencia-viajes/), la contratación de una póliza para agencias de viaje es imprescindible no sólo en la Ciudad de Buenos Aires sino también en todo el territorio nacional. Dicho esto y trascendiendo la mera exigencia, ¿cuál es el beneficio de esta herramienta para las empresas del sector del turismo?

Expertos indican que un seguro de caución es un camino autorizado y a la vez útil para sustituir el requerimiento de una garantía. Hay que tener en cuenta que la garantía que una empresa del sector de turismo debe presentar a las autoridades competentes puede variar en base al rubro para el cual se encuentra autorizada por el Ministerio de Turismo de la Nación. Cuando se presenta un seguro de caución en reemplazo de dicha garantía, se sustituye el requerimiento y la agencia en cuestión queda habilitada para operar, esto en un lapso de tiempo en verdad corto. Esta es una de las principales ventajas de los seguros de caución, tanto para agencias de viaje como en general: su dinamismo.

Más detalles: hay que tener en cuenta que los seguros de caución para agencias de viajes tienen una vigencia de un año, cubriendo por dicho lapso la totalidad de las garantías exigidas por el mencionado ministerio.

Siendo que cada seguro varía según las actividades específicas que la agencia realice, es de suma importancia acercarse a especialistas en este rubro para dar con la garantía más adecuada. Siendo, además, que este ámbito puede resultar complejo para quienes no son expertos en la materia. Como dice el célebre y viejo refrán, “zapatero a tus zapatos”.

Turismo y educación: Los beneficios de estudiar en el extranjero

Viajar y estudiar es un combo cada vez más popular. La afirmación que inaugura este repaso no es una mera presunción; en rigor, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) aseguró que en el mundo hay cerca de 4.5 millones de estudiantes cursando una carrera universitaria en un país que no es el suyo. Y esta cifra no incluye a los muchos que cursan carreras breves, cursos de idiomas o de diverso tipo en el extranjero. De acuerdo al mencionado organismo, los países más elegidos por los estudiantes-viajeros son Suiza, Australia, Nueva Zelanda, Austria y el Reino Unido. Como veremos más adelante, en países como la Argentina la tendencia también se evidencia, particularmente en carreras y cursos breves.

¿Cuáles son los beneficios de estudiar en el extranjero? El primer punto es evidente, el hecho de que la educación no es, en tal caso, sinónimo de sedentarismo. Esta elección permite cursar carreras y obtener títulos, al mismo tiempo conociendo nuevos destinos del mundo, dejando tiempo para el turismo. Por lo demás, expertos del mercado laboral señalan que los empleadores estiman que un postulante haya estudiado y/o trabajado en el extranjero, puesto que esto es un indicador de su capacidad para trabajar en equipos multinacionales, vincularse con personas que tienen otras costumbres; esto sin mencionar cuánto se valora el conocimiento de idiomas.

En tanto, uno de los grandes beneficios de estudiar en el exterior aparece en instancias posteriores, al momento de postularse para un trabajo. Haber vivido en el extranjero es una muestra de capacidad de adaptación, de flexibilidad y de apertura, variables que siempre son valoradas en el ámbito profesional y/o laboral.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que estudiar en un país que no es propio no es sinónimo de larguísimas estadías. Por ejemplo, los cursos de inyección electrónica que se describen en el enlace tienen una duración de un año, un lapso que puede resultar ideal para muchos estudiantes. Otro caso es el de los cursos de idiomas, que pueden ser realizados en períodos cortos de tiempo para continuar el viaje en otros destinos del mundo o simplemente regresar al país de origen.

Por supuesto que al optar por estudiar en un país del extranjero hay que tener en cuenta un buen número de aspectos. Uno de los primarios es la autosuficiencia: vivir lejos de casa y de todos nuestros conocidos implica muchos desafíos que hay que estar dispuestos a afrontar. Pues no se trata de turismo clásico, sino de una variante del turismo que se asemeja en gran medida a vivir a tiempo completo en un país del extranjero. Por lo demás, es importante estar al tanto de los requisitos y trámites que hay que realizar en estos casos, y analizar las propuestas de diversos centros de estudio alrededor del mundo.

El ejemplo antes mencionado, el curso que se dicta en el Instituto Técnico de Motores (ITM) es un buen caso para dar cuenta de que esta modalidad también es popular en la Argentina y no sólo en los países antes mencionados. Una buena parte de los estudiantes son extranjeros, estadística que se replica con mayor fuerza en centros de cursos breves más que en los claustros académicos en donde se cursan carreras de largo plazo.