¿Conviene abrir una franquicia en una zona turística?

Las franquicias son una de las alternativas con mayor tasa de crecimiento en el sector de los negocios, sobre todo cuando hablamos de marcas y productos internacionales. A pesar de ese considerable nivel de éxito, el sector del turismo muchas veces se pregunta si conviene o no invertir en esta opción. Desde aquí, y en su justa medida, consideramos que sí. Los emprendimientos locales dentro de una zona turística, como podría serlo la Costa Atlántica, y las franquicias, pueden convivir perfectamente bien.

 

Al respecto nos asesoramos con el Estudio Canudas, especializados en franquicias en la Argentina, quienes nos comentan respecto de la notable tasa de éxito de este tipo de negocios, independientemente del área en las cuales se desarrollen. Lo cierto es que las franquicias y el sector del turismo poseen una larga tradición de colaboración mutua, siempre y cuando exista una regulación a nivel local que permita una equilibrada coexistencia dentro de un contexto atravesado de principio a fin por reglas claras.

El turista promedio de nuestro país suele ver con buenos ojos la presencia de franquicias conocidas, sobre todo en materia gastronómica. Y si bien es cierto que los emprendimientos locales deben contar con el auspicio y el estímulo de sus respectivos municipios y gobiernos provinciales, la presencia de franquicias no parece ser una competencia directa, ya que éstas se dirigen hacia otro tipo de público; de modo tal que la convivencia de la que hablábamos anteriormente es perfectamente viable.

 

Al comienzo nos preguntamos si conviene o no abrir una franquicia dentro de una zona turística, y la respuesta más razonable que arrojan los datos es sí. Las franquicias no solo pueden instalarse de forma rápida y satisfactoria en este tipo de entornos, sino que además resultan ser una inversión bastante confiable en el mediano plazo. En todo caso, lo más importante será realizar los estudios correspondientes, así también como obtener asesoramiento profesional para evaluar cada caso dentro de su contexto particular.

 

Las consultoras de franquicias son la herramienta más idónea al respecto. No solo podrán asesorarnos respecto de las características de la franquicia propiamente dicha, sino además en términos de administración, acuerdos contractuales y cuestiones previsionales e impositivas. Aquellos que quieran obtener más información sobre este tipo de consultoras aquí pueden ver más.

 

Es probable que, incluso al asesorarnos e invertir dentro de un marco de cierta previsibilidad, exista cierto margen para la incertidumbre. Pocas franquicias pueden garantizar un éxito rotundo sin evaluar con anterioridad un posible panorama negativo. Sin embargo, creemos que dentro de las zonas turísticas las probabilidades de llevar adelante una franquicia exitosa son lo suficientemente atractivas como para que los inversores comiencen a evaluar seriamente esta posibilidad.

 

El turista promedio reconoce y recurre con frecuencia a las franquicias que ya le han demostrado su excelencia en el pasado, tanto dentro del ámbito gastronómico como en otros. Por otra parte, este tipo de negocios suelen contar con un balance muy equilibrado entre precio y calidad de sus productos y servicios; con lo cual no hay motivos razonables para pensar que no podrían tener un alto impacto en la economía de cualquier zona turística de nuestro país.

Los servicios de spa para un hotel

El negocio de la belleza sigue creciendo en todos los campos que se desarrollan bajo este nombre, desde las cirugías más innovadoras hasta los tratamientos con aparatos y productos de última generación tienen la aceptación de diferentes públicos gracias a la diversificación enfocada en varios tipos de audiencia.

Este mercado llegó también a la industria del turismo, especialmente a través de la instalación de servicios de spa en hoteles. Cuando comenzó la tendencia de ofrecer estos servicios en los alojamientos para turista hace aproximadamente veinte años atrás, las autoridades de los hoteles los asumían como un gasto que casi no tenía beneficios por la baja aceptación que existía. Asimismo, los servicios no siempre eran los mejores y eso hacía que su difusión no fuera muy conveniente. Hoy en día, esta situación cambió completamente gracias a diferentes factores que hicieron y hacen que un spa o los servicios de estética y belleza dentro de un hotel sean muy buscados por los clientes.

Factores de desarrollo

En primer lugar, uno de los factores más importantes para el cambio de actitud de los clientes con respecto a los spas se relaciona con la necesidad de las personas de no solo verse bien sino de sentirse saludables.

Asimismo, los profesionales de este rubro se han comenzado a capacitar y especializar con la asistencia a cursos de estética (como los que ofrece Saeni) dictados por personas que realmente están preparadas para capacitar a otros profesionales por su preparación de excelencia. Gracias a esto, los clientes hoy si tienen que elegir entre dos hoteles, uno con spa y otros sin spa, eligen el que tiene los servicios de belleza, estética y relajación.

No hay dudas que en la actualidad los clientes consideran que tener la posibilidad de recibir un tratamiento para mejorar su relajación y rejuvenecer la piel de todo el cuerpo, entre otros tratamientos, es una ventaja muy importante. Por ese motivo, la empresa hotelera ha modificado su actitud ante los spas y continúan desarrollando un servicio que cada vez es más sofisticado y completo.

Por otro lado, el crecimiento de este rubro no se limita solo en los hoteles, las empresas de bienestar son un éxito en todo el país en sus más diversas expresiones, desde pequeños salones hasta spas de lujo. Además, el bienestar prometido se expresa en servicios que también apuntan a la salud, por lo que en muchos centros de belleza se encuentras médicos especialistas en cirugía estética que brindan sus servicios y ofician de coordinadores de los equipos de expertos que asisten a los mejores cursos de cosmiatría. Esta campo se desarrolla vertiginosamente gracias a los avances en la tecnología y la ciencia que avalan los nuevos tratamientos.

Los sillones de diseño pueden hacer la diferencia en el lobby de su hotel

Los emprendimientos hoteleros no suelen ser precisamente innovadores cuando las cosas andan bien. De hecho, en muchos casos los hoteles se jactan de su historia, de su tradición, lo cual nos parece algo admirable, pero eso no implica que la decoración y el estilo de sus espacios comunes, como el lobby, deba reflejar esos principios a través de un mobiliario que no resulta acorde a los tiempos que corren, y que ciertamente no invitan al huésped a disfrutarlo.

La necesidad de renovar su mobiliario no tiene por qué transformarse en una odisea. Hoy en día existen muy buenas tiendas virtuales al respecto. De hecho, comprar muebles online es mucho más fácil y económico que hacerlo de manera tradicional, con lo cual no hay excusas para considerar seriamente la posibilidad de encarar un proyecto de renovación en el corto plazo.

Ahora bien, cuando hablamos de renovación no nos referimos a un giro total en el estética de su hotel. Por el contrario: podemos tomar el estilo que lo caracteriza y agregarle muebles de diseño que le otorguen un valor agregado. El público normalmente reconoce estas acciones, sobre todo cuando están dirigidas hacia una mejora ostensible en la calidad de su estadía en el lugar.

Los sillones de diseño pueden hacer la diferencia en el lobby de su hotel; en parte, debido a que le otorgan un grado de personalidad que hará de sus espacios comunes algo único, singular, que no se ve en otros lugares. Por sí solos, estos resultados ya son más que suficientes como para ser considerados seriamente.

Por otro lado, los hoteles a menudo invierten mucho dinero en el mantenimiento de esos mismos espacios, a veces rotando el mobiliario. Esto no soluciona el problema de raíz, que básicamente consiste en revitalizar su hotel de un modo que resulte visible para sus visitantes, sobre todo los más frecuentes. Los muebles de diseño pueden cumplir esa función a partir de un nivel de inversión que no resulta demasiado alto.

Esto es así debido a que muchas fábricas de muebles trabajan a partir de pedidos especiales, o que bien diseñan sus propios productos siguiendo un modelo de trabajo que sigue siendo esencialmente artesanal. Todo eso nos permite comprar muebles con diseños exclusivos y a un costo considerablemente razonable, habida cuenta de que las fábricas de muebles también comercializan su propia producción, con lo cual se evitan los intermediarios y el precio final se mantiene más bajo.

Entendemos a la perfección que su hotel tiene su personalidad y su estilo, pero eso no significa que ciertos aspectos de su estética no puedan renovarse para mejorar la calidad de la atención que le dispone a sus huéspedes. El lobby, así como otros espacios de uso común, pueden y de hecho deben renovarse de tanto en tanto, y los muebles de diseño son la solución perfecta para hacerlo de forma rápida y eficiente.

Creemos que vale la pena ahondar en este tema. Se avecina la temporada de verano, vital para la mayoría de los hoteles en zonas muy competitivas. Recuerde que el público basa su búsqueda en la web, lo cual equivale a decir que su decisión depende de las imágenes que vea. Un lobby moderno, cómodo, con muebles de diseño, realmente podría hacer la diferencia a su favor.