Cómo actuar ante un accidente si eres extranjero

Viajar es una de las actividades que más gustan a las personas; ya sea por ocio o trabajo, esta actividad despierta cosas tan buenas que se vuelve irresistible. Sin embargo, nadie está exento de sufrir algún tipo de accidente estando en el extranjero y es allí cuando todo el placer puede convertirse en una verdadera pesadilla.

Tanto si piensas viajar por primera vez como si eres un asiduo turista, te contamos cómo actuar ante un accidente si eres extranjero.

Hágase un chequeo

Si bien todos sabemos que los accidentes son, por definición, un suceso eventual que altera el orden regular de las cosas es preferible tener las cosas lo más controlado posible para evitar malos momentos, máxime si estos pueden darse en el extranjero.

Visitar a su médico de cabecera tiempo antes de realizar el viaje le permitirá realizarse chequeos y consultas con el facultativo que tenderán a prevenir situaciones problemáticas lejos de la tierra que lo vio nacer, con la incertidumbre y los costos que esto puede significar.

Averiguaciones del caso

Por lo general viajar al extranjero no es un asunto que se decide a contra reloj por lo que, usualmente, las personas se toman el tiempo de realizar una pormenorizada investigación de aquellos aspectos relacionados con el ocio y el divertimento para sacar el mayor rédito posible al tiempo, dinero y lugares. Sin embargo, no pasa lo mismo con aquellos aspectos que ayudan en caso de que algo no deseado suceda.

Es importante entender que conocer dónde queda o cuál es teléfono de la embajada o consulado de su país no es llamar a la mala suerte sino todo lo contrario, es estar precavido y saber qué hacer en caso de un accidente. También, conviene tener acceso a servicios locales, como nosocomios, abogados de accidentes de tráfico, comisarias, etc.

Resultado de imagen para accidentes extranjero

De esta manera tener a mano teléfonos útiles en el lugar es clave, del mismo modo que conocer si existen grupos afines (nacionalidad, profesión, etc.) a los cuales recurrir e incluso saber si tu país tiene convenio de reciprocidad con la nación que se va a visitar.

Seguro al viajero

Hasta ahora hemos hecho mención a la importancia de realizar un viaje al extranjero buscando tener la mayor cantidad de variables analizadas y en la medida que estas permiten que se las pueda enmarcar, pero la experiencia indica que para viajar tranquilo siempre es clave contar con un seguro de asistencia al viajero que de hecho es condición para poder ingresar en ciertos países.

Estos productos resultan sumamente útiles para sentirse y saberse bien acompañados en caso de que algún imprevisto suceda y que, por lo general, supera ampliamente a los hechos asociados con la salud.

Al contratar un seguro de asistencia al viajero, es importante verificar todas las condiciones que plantea la compañía de seguros elegida y no optar por una u otra opción únicamente por el precio de la póliza. Muchos de ellos incluyen la asistencia de abogados laborales, muy útil en caso el viaje sea por cuestiones de trabajo.

Los servicios y beneficios de contar con el seguro de asistencia al viajero difieren de manera notoria de una aseguradora a otra y saber elegir en base a la que mejor se ajuste a sus posibilidades, requisitos y necesidades es fundamental.

Recomendaciones listas, solo queda viajar, conocer y sobre todo disfrutar ¡Buen viaje!

San Luis: un lugar ideal para recuperarse después de una cirugía

Los motivos por los cuales una persona decide desconectarse por un tiempo y viajar a San Luis son tantos que resultaría absurdo intentar enumerarlos a todos. Sin embargo, últimamente se observa una opción bastante recurrente entre algunos turistas, y es la búsqueda de recuperarse después de una cirugía en un ambiente extraordinario como lo es nuestra provincia.

No necesariamente hablamos de intervenciones serias. De hecho, más de un cirujano plástico en Buenos Aires recomienda tomarse unos días de descanso, en un entorno saludable y vinculado a la naturaleza, para recuperarse después de una cirugía plástica, de manera tal que hasta este tipo de intervenciones, vinculadas a la estética, se incluyen dentro de aquella franja de público que ve en San Luis una alternativa para desenchufarse y recuperarse físicamente.

Lo cierto es que nuestra provincia cuenta con todo lo necesario para satisfacer esas necesidades. Empezando por el clima, siguiendo por nuestros hermosos paisajes, y finalizando con una excelente gama de opciones en términos de hotelería, San Luis sigue siendo el destino predilecto de aquellas personas que buscan recuperarse tras haberse sometido a algún tipo de intervención quirúrgica.

En este contexto, las cirugías estéticas son una excusa ideal para tomarse unos días lejos de los grandes centros urbanos y recuperarse en un entorno como ningún otro. Una sencilla operación de nariz —según nos informan varios centros de estética, una de las alternativas más elegidas por el público— puede terminar siendo un pretexto perfecto para conocer lo que nuestra provincia tiene para ofrecerle.

Desde ya que las cirugías y tratamientos estéticos no son motivos excluyentes para conocernos, simplemente lo mencionamos al notar que muchas personas, después de realizarse tratamientos realmente simples, como un lifting o una cirugía de nariz, optan por elegir a San Luis para recuperarse dentro de un contexto que puede impactar favorablemente en la salud de cualquiera.

Naturalmente, hay personas que buscan nuestra provincia debido a sus opciones climáticas, en muchos casos, insuperables para recuperarse de diversas afecciones, e incluso intervenciones quirúrgicas más complejas. También ellos pueden dar cuenta de los beneficios que San Luis tiene para ofrecer.

Nuestro clima, principalmente, cuenta con todos los ingredientes necesarios para que el organismo adquiera un ritmo mucho más acorde con la salud. En otras palabras: el clima de San Luis nos permite desenchufarnos de la vorágine que a menudo se vive en las grandes ciudades, y especialmente en Buenos Aires, con lo cual el impacto que este cambio de aire tiene en la salud es casi inmediato.

Todo esto adquiere aún mayor importancia cuando hablamos de alguien que recientemente ha sido intervenido quirúrgicamente, incluso desde lo estético. Es sabido que cuando el cuerpo logra relajarse, la mente lo sigue, de manera tal que al optar por descansar unos días, lejos de las preocupaciones del hogar y el trabajo, es una forma de cuidar integralmente su salud, y más aún si se encuentra atravesando el proceso de recuperación después de una intervención.

El mantenimiento de areneros tubulares

Los areneros tubulares son vehículos muy dúctiles y livianos debido a los materiales que lo constituyen y al tener tracción en las cuatro ruedas permiten realizar los mejores paseos en los terrenos más inhóspitos con arena y dunas.

Por todas estas características, estos autos son elegidos para recorrer diferentes puntos turísticos que de otra manera no se podrían conocer o se disfrutarían de forma restringida. La combinación de este tipo de transporte con paisajes de desiertos perdidos en la inmensidad del territorio y arena rodeada de mar son elegidos periódicamente por muchos turistas a lo largo de todo el globo. 

Para poder brindar este servicio, los diferentes prestadores de turismo deben tener una flota de gran calidad, el personal adecuadamente formado y conexiones con talleres mecánicos y locales sacabollos en San Isidro, Martínez o en las zonas aledañas al negocio, con el fin de brindar el correcto mantenimiento a los areneros tubulares. 

Atentos a cualquier anomalía

Al manejar un arenero tubular, debemos estar muy atentos a las posibles anomalías que pudiera sufrir el vehículo porque de dejarnos a pie a mitad del camino podríamos pasar un mal momento.

Ante tal escenario, es fundamental que se puedan realizar controles de rutina y llevar a mano los repuestos que más frecuentemente serían capaces de sacarnos de un aprieto. Pero, además, es importante contar con una radio que nos conecte siempre con la base, con el centro de mantenimiento o con un taller de chapa y pintura, así como tener a disposición un servicio de remolque para los casos en que sea necesario dicho traslado.

Conductores capacitados

Los emprendimientos que proveen servicios de transporte y travesías en bugís o areneros tienen un especial cuidado con todo lo que se refiere a minimizar los riesgos e impedir cualquier tipo de accidente.

En ese ámbito, es necesario contar con conductores avezados detrás del volante que nos permitan estar tranquilos ante cada viaje que el turista nos contrata. Además de conocer la técnica de manejo de los areneros, es importante que el conductor que guía a los visitantes conozca mínimamente de mecánica para poder realizar un mantenimiento de emergencia, si fuera necesario. 

Por supuesto que para cumplir con los requerimientos legales es importante que los responsables cuenten con el necesario carnet de conducir que lo habilita para manejar areneros tubulares y la empresa con los debidos seguros de responsabilidad ante accidentes.

Medidas de seguridad y respaldo

Es importante destacar que los areneros no son vehículos peligrosos en sí mismos porque están preparados para transitar dunas y no alcanzan más de 70 kilómetros por hora, o eso es lo que deberían respetar según las reglamentaciones vigentes.

Lo que puede ser riesgoso es un modo de conducir incorrecto que exponga a los visitantes a riesgos innecesarios durante el viaje, es por esto por lo que el personal desempeña un rol fundamental.

Areneros de calidad

El servicio al viajero que se presta a través de las travesías en dunas y extensiones grandes de arena son muy apreciadas por los turistas y deben brindarse dentro de un marco de calidad para que la experiencia sea evaluada positivamente y recomendada a otros. 

Para ello es fundamental que los vehículos sean renovados y mantenidos en óptimas condiciones y llegado el momento también cambiarlos por modelos más nuevos y seguros.

Llegó la Era del Hielo al turismo nacional

Cuando hablamos de la Era del Hielo no nos referimos a un paquete turístico en Ushuaia, sino que analizamos una nueva forma en la que los hoteles y otros espacios turísticos argentinos almacenan y manipulan los alimentos en sus cocinas. Naturalmente, no todos los establecimientos tienen un comedor o cafetería. Sin embargo, en la actualidad los que sí tienen cocina tratan de simplificar la forma de prestar este servicio con alimentos congelados para empresas.

Beneficios de los alimentos congelados para espacios turísticos

El primer beneficio es la conservación, ya que se puede acopiar productos para tener siempre en stock y ofrecerle un excelente servicio al huésped o cliente. Sin embargo, no es fácil tomar la decisión de incorporar alimentos preparados en una fábrica de alimentos congelados en lugar de hacerlos en la cocina del mismo hotel. La clave está en encontrar la fábrica perfecta. Esto significa una empresa que produzca productos de primera calidad.

Otro de los beneficios de los alimentos congelados es que conservan sus nutrientes en un 100%, mientras que también son muy seguros, ya que en el proceso de congelación se eliminan la mayoría los agentes patógenos. Asimismo, ahorran costos en tiempo y dinero. Tanto la disponibilidad como la diversidad los hacen muy prácticos. Cuando se compra alimentos congelados, se le gana a la estacionalidad, ya que se puede tener disponible una gran variedad de productos sin importar si es invierno o verano.

¿Cuáles son los productos congelados que más se compran?

Los más solicitados son los panificados congelados, que incluyen productos dulces y salados como empanadas, pizzas, muffins y medialunas. Con estas opciones, siempre van a estar disponibles las medialunas más crocantes para el desayuno y las empanadas de diferentes sabores en el buffet. Pero no vivimos solo de panificados, por lo que las empresas que fabrican alimentos preparados y congelados para instituciones también implementan viandas de todo tipo que contienen carnes, pescados, vegetales, pastas y arroz.

El futuro de los congelados

Se cree que el nacimiento de los alimentos congelados procesados fue en 1930 cuando se instaló el primer contenedor de congelados en un pequeño supermercado de EE. UU. Sin embargo, recién en la década 1950 conocieron la popularidad cuando nacieron las papas fritas congeladas de la fábrica McCain.

En la Argentina, este negocio tiene mucho espacio para crecer. Los analistas dicen que hay mercado a pesar de cualquier crisis o cambios económicos que pudieran surgir. Por otro lado, las empresas fabricantes deben enfrentar cara a cara al mito que afirma que los productos congelados son más caros. En el caso de los alimentos congelados para instituciones, la practicidad que brindan cubre cualquier costo adicional, por lo que tienen un futuro prometedor que puede cumplirse en muy poco tiempo.